lunes, 5 de septiembre de 2016

El Servicio de Administración Tributaria inmovilizó las cuentas bancarias de Antonio Lozano Pineda

El Servicio de Administración Tributaria inmovilizó las cuentas bancarias de Antonio Lozano Pineda, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA).

El embargo fue decretado para garantizar el cobro de una multa de 3.4 millones de pesos impuesta en enero de 2017 por la Secretaría de la Función Pública, luego de un procedimiento de responsabilidad administrativa contra Lozano.

Las dos cuentas inmovilizadas están en Scotiabank y Banorte, y tenían saldo de 134 mil 884 pesos cuando la medida fue dictada por la Administración Desconcentrada de Recaudación del SAT en Tlalnepantla, el pasado 31 de julio.

El SAT interviene en el caso porque la multa es un crédito fiscal, al que aplican actualizaciones, recargos y gastos de ejecución, por lo que al pasado 21 de agosto, la deuda del federativo ya era de 3.8 millones de pesos.

Lo anterior de acuerdo a una notificación que se hizo por estrados, ya que Lozano no fue localizado en su domicilio fiscal en la colonia Santa Cruz Acatlán, en Naucalpan.

Lozano puede impugnar por varias vías la sanción de la SFP y el embargo de las cuentas, pero para acceder a ellas, tendría que ofrecer algún tipo de garantía del pago de la multa, como por ejemplo, las escrituras de un inmueble o una fianza.

El problema para Lozano es que la multa administrativa es adicional a una acusación penal por peculado de 4.8 millones de pesos, resultado de una denuncia de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

Por ese cargo, Lozano estuvo preso en el Reclusorio Sur entre diciembre de 2016 y enero de 2017, y aunque sigue litigando el caso, consiguió una libertad provisional por la que tuvo que garantizar los 4.8 millones.